miércoles, 24 de diciembre de 2014

Un repaso por 2014 y nuestros mejores deseos para 2015. ¡Felices Fiestas!

A lo largo de este 2014 han sido muchas las aventuras literarias que hemos vivido. Desde el mes de enero, debido a los retrasos en los pagos por parte de nuestro anterior distribuidor Carrasco Libros, las deficiencias en la distribución que cometía y la deuda de varios miles de euros que por lo que vamos viendo, ni hemos cobrado ni cobraremos nunca –y que vamos pagando de nuestro bolsillo- nos vimos obligados a cambiar el distribuidor central por otro más profesional, con mayor alcance de distribución y con un trato cercano y sincero, como es el caso Mahidisa. Mahidisa, distribuidor de grandes sellos editoriales, desde Anaya, SM o Bruño, y best sellers como  “Juego de Tronos”, nos ha dado un giro de 180 grados no solo a niveles de distribución y posicionamiento de las novedades publicadas en Ediciones Atlantis,  sino de calidad y profesionalidad; tanto Mahidisa como el resto de distribuidores que se han incorporado al cambio. Ha sido todo un placer conocer a Cris, Montse, Isaac, Rosa... personas que trabajan con un cariño y un gusto inusual al que no estábamos acostumbrados. Desde luego, ha sido todo un reto, pero finalmente, hemos ganado todos. Este ha sido el primero de nuestros retos en 2014.

A ello hay que sumarle por cierto, la oportunidad que Mahidisa nos brindó cara a la Feria del Libro del Madrid, donde 42 autores publicados en Atlantis firmaron sus libros en la caseta exponiendo sus propuestas a un público abierto a las nuevas corrientes editoriales y la originalidad de los escritores noveles, que por cierto van teniendo mayor cabida en el panorama cultural español... y cara a 2015, será aún mejor.

Es necesario también destacar también las antologías editadas dentro del Mayo Temático, nos referimos a “Golpe a la Violencia de Género”, con las que después de “Golpe a la crisis” y “Golpe a la corrupción” hemos hecho todo lo posible por apoyar a las mujeres maltratadas. Editadas por Comunidades Autónomas, una vez más las antologías han sido un éxito y estamos más que satisfechos con la participación de los 56 autores que con su voz han tratado de abrir la mente a mujeres que viven en el miedo. Con que solo una de ellas haya decidido ser libre y abandonar al maltratador, habremos alcanzado nuestro objetivo.

En este 2014 hemos celebrado la V Edición de los Premios Atlantis la Isla de las Letras –media década ya, cómo pasa el tiempo-, donde hemos otorgado galardones a los mejores títulos publicados en 2013 dentro de los géneros de Novela Policiaca, Fantástica, Histórica, Terror, Urbana, incorporando el Premio al mejor libro de Relato Breve y Mejor Libro del Año.

Y cómo no, hemos tenido el enorme privilegio de crear la sección literaria de Ecos de Actualidad en Radio Inter (Intereconomía) bautizada “Te doy mi palabra” por Alexia Cué, presentadora y directora junto a Carlos Cué... 12 han sido los autores entrevistados a lo largo de este año donde en 20 programas hemos tocado temáticas de todas las índoles.

Aunque es complicado sobrevivir a esta crisis económica que comenzó hace ya la friolera de 7 años y que parece no acabar nunca, seguimos en pie –sin olvidar que solo en 2013 cerraron sus puertas 1.110 editoriales en nuestro país- manteniendo la ilusión y el sentido del humor, como podréis comprobar en nuestra felicitación navideña.

Así que, queridos amigos, todo el equipo editorial os deseamos que tengáis unas felices fiestas y que 2015 nos depare lo mejor a todos: editores, escritores, amigos y familiares.

lunes, 22 de diciembre de 2014

José Vaccaro Ruiz: Ediciones Atlantis apuesta por nuevos escritores, lo hace con temas comprometidos y políticamente incorrectos

Un ya lejano 2009 envié a Ediciones Atlantis el manuscrito de mi novela “Ángeles negros”. Al hacerlo seguí la estela de mi buen amigo Ramón Valls que, haciendo de buque rompehielos, y después de contactar con varias editoriales, había elegido Atlantis para publicar “Te ordeno que vivas hoy”. Un mes más tarde recibí un informe de lectura de Jota –así es como llamamos a J. D. Álvarez-, manifestando su disposición a publicar “Ángeles negros”. Tras el correspondiente ajuste tipográfico y la discusión sobre la portada, el libro estuvo en las librerías en otoño de ese año 2009.

En la presentación de la novela de Ramón, que se hizo en la desaparecida Librería Catalonia, tuve la oportunidad de conocer a Jota en persona. Soy de los que pienso que, por mucho mail y Facebook, el contacto directo es insustituible a la hora de establecer lazos duraderos y sintonizar o desintonizar con los demás. Mucho más cuando el material en juego es algo tan etéreo y a la vez tan sensible cual son unas manchas de tinta sobre un papel en blanco: un libro. Acompañados de unos frutos secos y un chato de vino rancio, que la librería aportaba para hacer más ameno el evento literario, hablamos de lo divino y lo humano y de mi novela. Diría, para expresarlo en términos coloquiales que, con los buenos oficios de Ramón Valls, nos caímos bien.

Y colorín colorado ese día fue el comienzo de una larga amistad basada en la seriedad y el respeto mutuo, yo hacia su visión empresarial y él a mi trabajo de inventor de historias y personajes. Fruto de ello ha sido la publicación de otras cuatro novelas mías: “La Vía Láctea”, “La Granja”, “Catalonia Paradís” y “Tablas”. ¡Ah!, y con la satisfacción por mi parte de que“Ángeles negros” obtuviera el Premio Isla de las Letras. Sin la ayuda y el soporte de Jota eso no hubiera sido posible.

Ediciones Atlantis es una editorial de tipo medio que, aparte de contar con firmas consagradas, apuesta por nuevos escritores, lo hace con temas comprometidos y políticamente incorrectos –“La Vía Láctea”, mi segunda novela, trata del canibalismo infantil, y “Catalonia Paradís” de la corrupción urbanística en Cataluña-. En los tiempos que corren la literatura, y en particular la novela negra, que es mi género, está obligada a jugar un papel, al tiempo que de enriquecimiento cultural y personal, de conocimiento de cómo funciona, se mueve y quien mueve al mundo que nos ha tocado vivir. Es bueno que los libros, además de entretenernos, nos hagan perder la inocencia –por emplear la frase de Gustavo Vidal, el prologuista de mi novela “Tablas”- y nos muestren el lado oscuro de la fuerza.

Ediciones Atlantis está en ese camino. Ejemplos son “Descansen en paz” de Carmen Baena, “Ciudad en llamas” de José Luis Muñoz, “Alfil blanco, peón negro” de Alonso Holguin o “Guardianes del falso edén”, de Gabriel Monte que he tenido el placer de leer y prologar. Tramas todas ellas con una importante carga personal y amplia experiencia de los autores sobre aquello que escriben. Y también, ¿por qué no decirlo?, de denuncia incómoda para todas las formas y manifestaciones de poder (económico, judicial, medioambiental, político, policial…)

Otra de las cosas que permiten a Jota comprender a los escritores –unos bichos raros, hoy mi experiencia lo puede afirmar, como dice el tango-, es que él mismo lo es: “Fantasmas de Kensington” es una de sus novelas, basada en el personaje de Peter Pan y su entorno. De manera que, en esa doble faceta de escribidor y editor, y parodiando a Terencio, puedo decir y lo digo que nada del mundo de las letras le es ajeno.

Las antologías publicadas por Atlantis denunciando la corrupción o la violencia de género son foros y plantel de nuevas firmas que a través de relatos cortos asoman con fuerza en el mundo de las letras. Un semillero de futuras plumas enmarcadas en una visión plural y poliédrica del tema que tratan.

No puedo olvidarme tampoco de la promoción internacional que Ediciones Atlantis desarrolla en beneficio de sus autores. En mi caso ha significado la traducción y publicación de “La Vía Láctea” y “La Granja” en Bulgaria, aparte de una antología de relatos en colaboración con la Universidad de Sofía en la que hemos participado varios escritores de la editorial.

Finalmente mencionaré el club de lectura de novela negra que mano a mano Ramón Valls y yo llevamos a cabo en la Cárcel Modelo y en el Centro Penitenciario de Tarragona –situado justo enfrente de El Corte Inglés, ironías de la vida-, con el soporte económico y de medios de Ediciones Atlantis. Cada quince días pasamos los cuatro filtros enrejados que separan la acera de la calle del interior de esas cárceles, atravesamos el patio en donde se están jugando, cruzados, partidos de fútbol sala y baloncesto –el espacio no da para más-, subimos hasta un tercer piso donde está la biblioteca, y compartimos una hora de literatura con los internos. Creo que no tardaremos mucho en abocar las historias que allí conocemos y que comprenden y tienen por protagonistas, aparte de toda la picaresca imaginable, a unos personajes y unas formas de entender la vida en las antípodas de lo que ocurre y rige a la sociedad extramuros de aquellos recintos amurallados. Allí nos damos de bruces, aparte de con la negritud del Código Penal al completo, y también, sorprendentemente con la poesía. Y siempre con la nostalgia por parte de los de dentro de eso que los de afuera no valoramos como se debe y que es la principal carencia de los que están allí encerrados: la Libertad.

José Vaccaro Ruiz

viernes, 19 de diciembre de 2014

Carta del editor de Atlantis tras su recuperación: "Sabed que desde una lejana dimensión he sentido vuestras voces. Gracias con todo mi alma..."


Si hace tres semanas me piden que conjugue con un solo término la salmonella y el Madrid del Siglo XXI, automáticamente habría soltado: “anacronismo”. Pobre inocente, o podre idiota, más bien. No, queridos compañeros de letras, no es ningún anacronismo. Que en pleno 2014 te intoxiquen con salmonella especie en un establecimiento como es el café Mylord -situado en la calle Modesto La Fuente, 23 en Madrid- es más que posible. Os lo digo yo, que aguanté hasta el último momento en el Hospital Universitario del Tajo, tras entrar en fallo renal con pérdidas de sangre considerables. Además, el tipo de salmonella al que me refiero es una de las cepas más agresivas de bacterias capaces de comerse literalmente la mucosa intestinal. Unas pérdidas de sangre que se prolongaron en el box de urgencias durante casi 48 horas enchufado al suero, antibióticos, calmantes y demás... y varios días de hospitalización, días en los que no tenía muy claro que fuera a salir de allí.

Ese cinco de diciembre de 2014 acababa de estar en radio Intereconomía grabando dentro de Ecos de Actualidad, programa dirigido por Alexia y Carlos Cué. Dentro de la sección literaria “Te doy mi palabra” que coordino, el programa en concreto estaba dedicado a la V Edición de los Premios Atlantis la Isla de las Letras, junto a dos de las autoras ganadoras (Teresa Abedul y Ainara del Olmo) y dos miembros del jurado (Emilio Porta y Gabriel Monte Vado). Salimos repletos de ilusión, energía y contentos de haber hecho un buen trabajo, fue un programa estupendo...
Pero lo que vino a partir del día siguiente fue una oscura pesadilla en toda regla, repleta de sangre, dolor y miedo. Todo ello debido a la negligencia del dueño de un establecimiento insalubre, sin el menor sentido de la sanidad ni el menor aprecio por la gastronomía; el café Mylord nada tiene de Lord ni de señorial, y si tuviera que definir ese lugar, lo primero que me viene a la cabeza es “infecto”. Mi denuncia ya está registrada en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, y al establecimiento se le ha realizado una inspección de sanidad, han tomado pruebas y las analizarán en los próximos días.

Lo he pasado mal, muy mal, y siento pánico solo de recordar mis días hospitalizado. Gracias a Dios tengo grandes amigos, o amigas en este caso, como es la médico forense Carmen Baena Salamanca, que veló por mi salud noche y día hablando con los doctores hasta lograr devolverme al mundo de los vivos. Gracias Carmen, gracias de todo corazón, porque sin tu ayuda, posiblemente no estaría aquí.

El lado positivo de todo este asunto y ese sombrío infierno de mi semana de no-vida, fue encontrar la respuesta en las redes sociales de muchos de vosotros deseándome una pronta recuperación, dándome ánimos para seguir adelante... las llamadas a la editorial, emails -incluso de algunos con los que hacía años habíamos perdido el contacto-, que me enviaban su fuerza para seguir adelante. Y eso he hecho. Sabed que desde una lejana dimensión he sentido vuestras voces. Gracias con todo mi alma... os confieso que me eché a llorar cuando leí vuestros comentarios en facebook y twitter, y Beatriz Pedraza y Ana Moratalla me comentaron la cantidad de autores que os habíais interesado por mi salud. Os quiero, os quiero muchísimo y seguiré luchando por Atlantis siempre que me quede un hálito de fuerza en el cuerpo. Gracias queridos atlantes y otros compañeros de lances literarios, sois la familia que siempre desee tener y la envidia de toda editorial. Gracias por estar ahí, no me cansaré de repetirlo. Gracias a todos una y mil veces...

Gracias.

J.D. Álvarez
editor

jueves, 18 de diciembre de 2014

Golpe a la Violencia de Género, por Gabriel Monte Vado: ¿Qué estamos haciendo mal?

¿Qué estamos haciendo mal? Contrariamente a lo que se podría suponer la gran lacra de la violencia de género va en aumento. Es cierto que está dejando de ser un asunto privado y que las víctimas, fundamentalmente mujeres y niños, son menos invisibles ante la sociedad; pero los casos van en aumento y el problema sigue estando ahí.

Todos los informes sobre violencia de género coinciden en que las convicciones machistas persisten en los jóvenes españoles. Un porcentaje preocupante de ellos siguen pensando que la mujer debe permanecer en su casa y que el hombre es el que debe tomar las decisiones importantes en la pareja. Los datos nos dicen que la violencia de género, lejos de remitir, está plenamente asentada en algunos sectores de la sociedad, hasta las nuevas tecnologías (las redes sociales) reflejan las desiguales relaciones de poder entre chicos y chicas. ¿Cómo es posible? Quizá sea cierto que no hay más ciego que el que no quiere ver. Quizá no nos hayamos tomado el asunto con toda la seriedad que requiere. Quizá los varones vivamos cómodamente mirando para otro lado mientras disfrutamos de nuestros privilegios, y algunas mujeres, cegadas por el reconocimiento de la igualdad por parte de nuestras leyes, crean que el problema está en vías de solución, cuando el plano teórico es uno y la cruda realidad es otra.

Pero no, el origen de la violencia de género está en unas relaciones de poder sustentadas por unas estructuras culturales injustas y caducas que inexplicablemente persisten en el subconsciente colectivo. Si no se actúa sobre ellas y pretendemos acabar con el problema sólo con medidas judiciales y policiales no lo erradicaremos; debemos eliminar los aspectos más dañinos de la mentalidad machista de parte de nuestra sociedad. Conviene recordar que la violencia de género no es sólo física sino psicológica (aunque ese aspecto sea menos visible) y se alimenta de estos comportamientos arraigados. Para los maltratadores, la mujer y los hijos son de su propiedad, y por lo tanto pueden disponer de ellos a su antojo; no tienen derechos, sólo obligaciones ante su persona. Es responsabilidad de todos erradicar esa degenerada educación que recibieron y que pueden estar recibiendo algunos de nuestros jóvenes.

Sí, la eliminación de la violencia de género también requiere la utilización de medidas policiales, judiciales y asistenciales, pero sin una conciencia social firme estas medidas no servirán de nada. Si seguimos considerando a las mujeres y a los menores sólo como víctimas y no como titulares de derechos, como iguales, no habremos conseguido nada.

Es imprescindible la formación en valores como la igualdad y la tolerancia. Estos valores deben figurar especialmente en el programa educativo, para que no se diluyan en el maremágnum académico que prima más los conocimientos prácticos, y su divulgación no dependa sólo de las buenas intenciones de algunos educadores. Las autoridades deben apostar, de una vez por todas, por una educación comprometida con la igualdad.

Pero un problema tan complejo requiere de la ayuda de todos. Los medios de comunicación deben colaborar para erradicar estos estereotipos. Ha de implicarse toda la sociedad, y en especial los varones. Todos sabemos de alguna mujer que ocupando los mismos puestos de trabajo que cualquier hombre reciben menos remuneración. Todos sabemos de trabajadoras que cuando vuelven a sus casas deben afrontar las tareas del hogar prácticamente sin ayuda. Todos sabemos de amas de casa que son menospreciadas injustamente por su trabajo. Todos hemos oído comentarios que pretenden minimizar el problema, como que hay denuncias falsas (desgraciadamente las hay en todos los delitos, para eso están los jueces y la policía), y que algunos hombres son también agredidos (y merecen igualmente toda nuestra protección y apoyo); cómo si eso justificara la indefensión de las demás mujeres y niños maltratados, que son mayoría. Estos comportamientos y justificaciones deben de ir desapareciendo y para ello se necesita de todos los apoyos posibles; también de los escritores. Por eso cuando “Ediciones Atlantis” decidió dedicar un libro de relatos cortos a la violencia de género me pareció, no sólo una gran idea, sino, en lo que a mí respecta, una obligación moral.

Los libros no suelen resolver problemas, aunque algunos lectores busquen respuestas en ellos. Dan esa sensación porque tienen la virtud de hacer pensar, de remover conciencias. En realidad es el lector el que encuentra su propia solución espoleado por lo que lee. Ningún escrito resolverá el complejo problema de la violencia de género, pero si dará que pensar, hará que se propague el mensaje que lleve a la concienciación de toda la sociedad. Ese es el gran poder de la palabra escrita y utilizarlo para defender una causa justa la realza especialmente.

Gabriel Monte Vado.

Publicado en www.edicionesatlantis.com 

domingo, 14 de diciembre de 2014

La Casa del Libro nos explica todos los detalles sobre las mesas de novedades en Ecos de Actualidad

Buenos días, En este programa de Ecos de Actualidad, dirigido por Alexia Cué y presentado por Carlos Cué, Carmen Cabanillas, responsable de La casa del Libro de Gran Vía, nos habla del funcionamiento de los establecimientos, las mesas de novedades o el best seller. Caba explica que "los títulos son las referencias. podemos tener 100.000 referencias y 500.000 ejemplares". Además, nos ha hablado de los inicios de 'La Casa del Libro' que antes era Espasa Calpe, que a parte de ser una editorial tenía su propia red de librerías. "En la actualidad, la compró Planeta y Espasa Calpe continúa como editorial", señala. "Para mi es un placer trabajar rodeada de libros y de libreros", afirma la responsable de Casa del Libro en Gran Vía. Si quieres conocer más a fondo cómo es el funcionamiento de las librerías no te pierdas la sección literaria Te doy mi Palabra, en la que colabora el editor de ediciones Atlantis J.D. Álvarez.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Nota de Prensa: El abrazo de la luna cenicienta, de Enric C. Pedrón se presenta el 12 de diciembre en Costitx


PRESENTACIÓN DEL LIBRO “EL ABRAZO DE LA LUNA CENICIENTA” EL PROXIMO 12 DE DICIEMBRE A LAS 20.00 HORAS EN MALLORCA PLANETARIUM (Camí de L’Observatori s/n ) COSTITX (ISLAS BALEARES)

Ediciones Atlantis publica “El abrazo de la luna cenicienta”, una fantástica novela del autor mallorquín Enric C. Pedrón, que trata temas de candente actualidad a través de las ácidas reflexiones de Doña Úrsula, una centenaria protagonista que pretenderá sorprender a todos en la fiesta de su último cumpleaños.

Argumento

Úrsula está cansada de vivir y a punto de cumplir 100 años. Con motivo de fecha tan señalada, sus convecinos van a preparar una fiesta de cumpleaños en la que se la homenajee por ser la más anciana de la comunidad. Reticente en un principio, finalmente accede con la pretensión de llevar a cabo un plan que deje a todos sorprendidos. Antes de ese día tiene que resolver dos asuntos: por un lado, debe quedarse en paz consigo misma expulsando todo el veneno que lleva dentro por medio de la narración de cuanto su memoria alcanza; por otro, dejar bien dispuesto el legado de su inmensa fortuna.

“El abrazo de la luna cenicienta” es algo más que la historia de una parricida. Es la denuncia de unos sucesos ocurridos con mayor profusión en la década de los setenta y que sobrecogieron el corazón de todos los que escuchamos a sus víctimas.


El autor

Enric C. Pedrón


Es Ingeniero Técnico Informático y actualmente trabaja como funcionario público. Sus aficiones han sido siempre la fotografía y la ciencia. Ha publicado numerosos artículos de divulgación científica en prensa, además de ser autor de varios relatos editados en los títulos: “Amor en paro y 59 historias más” (Islavaria 2010), “Golpe a la corrupción” (Ediciones Atlantis, 2013) y la novela “El heredero de Aldara” (Ediciones Atlantis 2011)

domingo, 7 de diciembre de 2014

Emilio Porta en Radio Inter: "España es un país en ebullición cuya cultura está muy por encima de la política y la economía"

En este nueva sección literaria "Te doy mi palabra", en la que colabora el editor de Ediciones Atlantis, J.D Álvarez, dentro del programa Ecos de Actualidad (Radio Inter), dirigido por Alexia Cué y presentado por Carlos Cué, Emilio Porta nos habla de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, la más antigua de toda hispanoamérica, así como de su colección dentro de Ediciones Atlantis, Netwriters. Incluye microespacio Isla de Atlantis 3.

El abogado y vicesecretario de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles nos cuenta que nació en 1873 de la mano de Julio Nombela y Gustavo Adolfo Bécquer, que eran íntimos amigos. Es la única en el mundo que ha tenido a todos los premios nobel nacidos en España como miembros de la asociación. Una asociación, que cuando se creó era el centro de la vida cultural de Madrid.

Emilio Porta
también nos habla de su etapa como publicitario, puso nombre a la Alta Velocidad Española e hizo importantes campañas como 'Todos contra en fuego'. "España es un país en ebullición cuya cultura está muy por encima de la política y la economía".

jueves, 4 de diciembre de 2014

Dos de las ganadoras de los Premios Atlantis 2014, Teresa Abedul y Ainara del Olmo, en Ecos de Actualidad

¡Hola de nuevo! Os traemos un nuevo programa de Ecos de Actualidad -dirigido por Alexia Cué-, en el que entrevistan a dos de las ganadoras de la V Edición de los Premios Atlantis la Isla de las Letras 2014, Teresa Abedul y Ainara del Olmo. Ambas, "madre e hija, publican a la vez y son ganadoras de dos de los premios". Además, en la sección literaria 'Te doy mi palabra' participan dos de los miembros del jurado, Gabriel Monte Vado y Emilio Porta, además de Carlos Cué y el editor de Ediciones Atlantis J.D. Álvarez. En palabras del editor, "los premios fueron un éxito, la gente no cabía en la Librería Le, fue un placer entregar estos galardones a escritores que lo merecen".

martes, 2 de diciembre de 2014

V Edición de los 'Premios Atlantis: La Isla de las letras', mucho más que unos premios

El viernes 28 de noviembre se celebraron por quinto año consecutivo año los 'Premios Atlantis: La Isla de las Letras' en un ambiente muy cálido y amigable.

El editor de Ediciones Atlantis, J.D Álvarez inauguró el acto haciendo un breve repaso por la historia de la editorial y haciendo mención de los nuevos acontecimientos ocurridos durante este año entre los que destacó la coordinación de la sección literaria 'Te doy mi palabra' en el programa de Radio Inter 'Ecos de Actualidad'.

Estefanía Muñiz Villa fue la encargada de dar el premio de Novela Fantástica y Ciencia Ficción donde los finalistas eran:
"Por su calidad narrativa dentro del género y por el puente que establece con las raíces latinoamericanas", afirmaba Estefanía, "el premio es para 'En un precioso día de otoño, leí' de Teresa Abedul". La autora agradeció este premio al editor, al jurado y animó a todos a seguir escribiendo.

A continuación se dio el Premio de Novela Policiaca y Negra, que tuvo como jurado a Gabriel Montes Vado. Los finalistas eran:


En esta ocasión, el premio recaía sobre Ainara del Olmo, por conseguir escribir una gran novela negra "con estilo llano pero bien cuidado y con un gran trabajo de documentación". "La autora nos identifica con los personajes y la trama nos atrapa hasta el final". Además, los personajes hacen que el lector esté con una sonrisa en la boca y eso, muchas veces es difícil de conseguir en una novela de intriga.

Continuamos con los nominados a mejor Novela Histórica de 2013. El encargado de dar este premio fue Antonio Castillo quien destacó "la calidad extraordinaria" de las cuatro novelas finalistas:
Según explicaba Antonio, "el grado de documentación histórica en las cuatro novelas era más que notable, incluso sobresaliente en el caso de "El capitán negro", una historia de piratas ambientada en el siglo XVI de interesante argumento y complejo léxico histórico". Otra de ellas, "Con este signo vencerás", presentaba una estructura muy original, trama bien construida y un desenlace poco habitual", añadía el autor de 'Cercle' que continuó destacando "el derroche de buena literatura que nos ofrece el autor de "El pergamino de Shamat", de una compleja semántica al servicio de una desbordante sensibilidad casi poética". "Pero finalmente se incliné por la que más me sedujo por su agradable lectura, con un argumento solido muy bien contado, trama amena y acertado final. En definitiva el que consiguió transportarme a otra época sin embarazo alguno, "Servus" de Antonio Teruel Fernandez". 

Al discurso de Antonio Castillo, que puedes leer íntegro en este enlace, le sucedió Emilio Porta, vicesecretario de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles de la calle Leganitos "y el señor que le dio nombre a la Alta Velocidad Española". Emilio fue el encargado de dar el premio a Carmen Estirado por su novela 'Las llaves de la casa' encuadrada dentro de la categoría de "Novela Urbana". "Es una autora capaz de mezclar todos los géneros, es sorprendente que a su edad tuviera esa madurez y esas posibilidades. Es una novela innovadora de una escritora muy valiente", destacaba Emilio Porta. Entre las mejores novelas de esta categoría se encuentran títulos como:
Frank. M López era el jurado encargado de dar el premio a mejor Novela de Terror, pero ante su ausencia fue el editor, J.D Álvarez, el encargado de dar el galardón a Javier Morales, autor de 'Osario' que destacó sobre otros grandes títulos como 'Por orden del diablo' de Javier Bohígues; La señora del hidrógeno de Juan Schreiber y Aliena2  de Francisco Juan Atienza.

Este año como innovación y por petición de los escritores se ha incluido el Premio al mejor Libro de Relato Breve, entre los siguientes finalistas: 
Borja Castellano, ganador de los Premios Atlantis en ediciones anteriores, destacó lo gratificante de su experiencia como jurado. Según cuenta, leyó varias veces los libros para quedarse con dos: 'Ese otro tiempo' de Carmen Fabre y 'Cianuro descafeinado' que fue quien finalmente se llevó el premio por ser un libro "impecable" que "técnicamente está muy bien trabajado. "Es un libro que evoluciona, coherente y redondo que gira alrededor del miedo", afirma Borja. El autor, Javier Fernández Gadea, animó a todos a seguir escribiendo.

Para finalizar, Emilio Porta presento y desveló el último premio de la noche, y no por ello menos importante, el Premio al Mejor Libro del Año, que recayó en la novela "Maneras de perder" de Fefa Martín Maldonado. Según palabras de Porta, "es un premio a un libro excepcional y también un reconocimiento a la autora por su carrera literaria y su esfuerzo por continuar escribiendo". Así mismo, destacó a Fefa Martín Maldonado por su buen hacer en el oficio de escritora y como este oficio tiene un paso anterior que es el oficio de lector. De hecho, Fefa, como lectora empedernida que es, deja patente en su obra todo su conocimiento y cultura literaria. "Maneras de perder" recoge la tradición de la novela americana contemporánea y según Emilio Porta: "es una novela original, tremendamente moderna y muy bien escrita".


Si quieres conocer todos los detalles sobre esta V edición de los ^Premios Atlantis 'La Isla de las letras' no te pierdas el vídeo.




Aquí os dejamos todas las fotos del evento publicadas en Facebook


lunes, 1 de diciembre de 2014

Alejandro Pérez en Cadena Ser Ávila: 'Diario de una rubia' es un testimonio y también una crítica al poder del dinero.

Bajo un título que puede llevar a equívocos, el escritor abulense Alejandro Pérez García nos presenta su nuevo libro, "Diario de una rubia", una novela en forma de diario en la que la Peseta es la protagonista. La emblemática moneda, hoy desconocida para las nuevas generaciones, nos habla en primera persona del ocaso de su existencia, de como con la llegada del euro "es abandonada detrás de un mostrador" y ve pasar los días, rememorando su pasado de esplendor mientras atiende a los cambios que se van sucediendo con la llegada del nuevo sistema monetario.

En declaraciones a Cadena Ser Ávila, Alejandro explica que "es un testimonio y también una crítica al poder del dinero". El autor conoce bien el mundo de la banca, desempeñó el oficio de bancario (que no banquero) durante muchos años y esta obra también es un tributo a todos aquellos trabajadores del sector bancario y a su día a día en las oficinas de banca.

El libro se presentó en Madrid el 29 de octubre y ha tenido una buena acogida. Se encuentra ya en las estanterías de importantes librerías como la de El Corte Inglés o la Casa del Libro. Según ha explicado el autor: "se está vendiendo bien porque tiene un receptor importante, los empleados de banca" que se sienten identificados con lo que se narra a través de las páginas de esta novela y rememoran con nostalgia un tiempo que ya no volverá.

Escucha aquí el audio de la entrevista: