viernes, 9 de junio de 2017

Entrevista a Encarnación Jiménez Aguilar, autora de la novela "Luciérnagas de Alabama"

Ediciones Atlantis publica “Luciérnagas de Alabama” el libro de la autora Encarnación Jiménez Aguilar. Una novela que conmoverá al lector a través de las distintas visiones de la amistad que ofrece mediante unos personajes auténticos e irrepetibles.


¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela? 

Me gusta escribir, tengo un blog " Wabiwomanblogspot.com" donde suelo escribir artículos, la mayoría son irónicos. La idea de escribir esta novela, surgió a poco tiempo de editar la primera: Descarri"hadas",una historia con mucho sentido del humor. En esta novela "Luciérnagas de Alabama" me decidí por tratar el tema de la amistad, esa relación vital en los seres humanos pero tratada en diferentes acepciones a través de la vida de la protagonista: ya sea una amistad infantil, la amistad por encima de la raza o creencias religiosas, la amistad circunstancial, la amistad que pasa al amor, la amistad que se convierte en pasión, la decepción, etc... La amistad es el hilo conductor a través de toda la historia. 

¿Cómo fue el proceso creativo de la misma? 

El proceso creativo ha sido largo y laborioso. Ha tenido un gran trabajo de investigación ya que se desarrolla en tierras lejanas para mí, como Alabama o Nueva York. Escribí la novela y después de dos años, la volví a reescribir. En total ha tardado cuatro años en ver la luz. 

¿Podrías hablarnos un poco de los personajes y el enfoque que les has dado? 

Los personajes, la mayoría, no son planos, creo que en algunos casos hasta conmueven. Es una novela coral porque intervienen muchos personajes pero los centrales, sobresalen y se distinguen por el ritmo de la misma historia en sí. Son personajes muy reales de la sociedad actual, donde las relaciones personales juegan un gran papel. La protagonista padece de una gran dependencia emocional. A lo largo de toda la novela se va enfrentando a los distintos cambios que se le presentan pero siempre buscando apoyo en alguien. Arrastra una fuerte convicción moral y religiosa, además de precogniciones en los sueños que ejercen una gran influencia en ella. En un momento determinado de su vida, descubre un gran secreto que le hará tambalearse y la historia da un giro. El epílogo es todo un giro en sí. 

¿Qué sentimientos te ha provocado? 

Satisfacción y desazón. Unas veces veía que avanzaba por donde creía, otras me sentía incómoda, no me llenaba, lo dejaba madurar esa noche y a la mañana siguiente, me levanta con ánimos de enmendar lo escrito. En general he sentido empatía por el personaje principal, porque se hace a sí misma, a base de golpes y caricias, como suele ocurrir a la mayoría. Porque pese a todo, cree en la bondad, en la amistad, en el amor auténtico, en el amor descomunal de madre, porque sencillamente es una buena persona en medio del mundo hostil. 

¿Tienes algún nuevo reto en mente? 

Sí. He comenzado este año una nueva novela que no tiene nada que ver con lo que hasta ahora he escrito. He madurado, sigo aprendiendo y me llena por completo lo que llevo escrito hasta ahora. 

Si pudieras cambiar algo en este mundo a través de tus relatos, ¿qué sería? 

A través de mis relatos, me gustaría poder ayudar en la medida de lo posible a los niños, a los enfermos, a todas esas personas que a través de la lectura puedan encontrar un momento de sosiego, de evasión y abstraerse de una realidad complicada. Con mi barita mágica, haría desparecer su mal. Si pudiera haría una sociedad más igualitaria en donde el sufrimiento fuera sólo un espejismo, en particular de los niños y los más desfavorecidos. Toda una utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario